Carteles publicitarios: una vuelta de tuerca a la creatividad

¿Serías capaz de recordar algún cartel publicitario que hayas visto durante el día de hoy, bien en el metro o en la carretera? Con casi total seguridad podemos afirmar que apenas recordamos alguno. La falta de creatividad publicitaria lastra sobremanera las esperanzas de los carteles publicitarios de crear impacto en las mentes de sus potenciales clientes.

Sin embargo, y antes de que el pesimismo te invada, aún queda un reducto de publicistas empeñados en revivir este formato de publicidad. De lo que no hay duda es que la publicidad necesita una continua renovación para conseguir su objetivo: impactar en las mentes de los potenciales clientes. En este aspecto, tanto los colores, como las formas, la localización y el mensaje, es decir todo lo que engloba el marketing sensorial, juega un papel fundamental para lograr el éxito de la campaña.

En esta línea, os traemos una serie de carteles publicitarios que han cosechado aplausos y vítores:

8. YMCA: ¿Un partido de basket? ¿Quizás quede demasiado alto el aro como para hacer un mate, no?

YMCA

7. Páginas Amarillas: ¡Encontraste lo que buscabas!

Páginas amarillas Páginas amarillas

6. Coca-Cola y WWF: Pensamiento sostenible

Coca-cola WWF

5. DHL: un pasatiempo mientras paseas

DHL

4. Prismáticos Leica: más cerca de lo que crees

Leica

3. HotWheels: una curva demasiado cerrada

Hot Wheels

2. Ariel: suave como la seda

Ariel

1. Bic: apura hasta el milímetro

BIC

Y tú, ¿has visto otro cartel publicitario que te ha impactado más que estos?

6 trucos para convertirte en un as de la venta online

Dar el salto a Internet se ha convertido en una de las máximas para infinidad de empresas y comercios minoristas con afán de ampliar sus miras de negocio e intentar captar más ventas a través de reforzar su estrategia online. Sin embargo, en frecuentes ocasiones se tiende a caer en el error de pensar que la incorporación de una tienda online incrementará las ventas por ‘arte de magia’ tan sólo con ofrecer descuentos. Nada más lejos de la realidad.

La implantación de un e-commerce en nuestro modelo de negocio puede marcar un hito en nuestro historial empresarial, tanto para bien como para mal. Por ello, desde Galanta, te vamos a proporcionar unos consejos que os ayuden a optimizar vuestro e-commerce con mayor eficacia.

1. Cuida el SEO de tu web

El SEO (Search Engine Optimization) está directamente relacionado con el buscador Google. El gigante estadounidense establece una serie de prácticas recomendadas para que tu web se posicione en la primera página de búsquedas orgánicas. Es decir, que cuando un usuario teclee “comprar ropa online”, tu web salga la primera gracias al cumplimiento de las recomendaciones que dicta Google. Estos consejos se fundamentan en la arquitectura de la web, en realizar descripciones detalladas de los productos, optimizar las URL’s, evitar el contenido duplicado, dotar de keywords a los productos… pero por encima de todo lo primordial es tener paciencia. Dedicar todos tus esfuerzos a cuidar el SEO de tu web no da sus frutos de la noche a la mañana, sino que es una labor que reporta sus beneficios a largo plazo.

2. Aprovecha el potencial de la palabra

Si, por ejemplo, tu tienda es de calzado y vendes unos zapatos de piel de canguro con corchetes remachados en oro… ¡no dudes en especificarlo! Cuanto más precisas sean las descripciones de tus artículos en tu tienda virtual, más fácil lo tendrá el cliente y menos dudará a la hora de comprar.

3. Imágenes, imágenes, imágenes…

No cabe duda de que la presentación de los productos es el principal factor decisorio de compra para los clientes. En Internet todo entra por los ojos, como la comida, si buscamos similitudes. Asimismo, incorporar una vista de 360º o zoom proporcionará a tus clientes de una visión más clara del producto en cuestión.

4. ¡Cuidado con la navegación!

Por regla general evita errores en los enlaces, formularios de registro complejos, tiempos de espera demasiado largos, y en especial pasos innecesarios en el proceso de compra. Cualquiera de estos cuatro problemas dificultará en gran medida la navegación de tus clientes, haciendo que aumenten las posibilidades de que abandonen una compra que ya se habían decidido a realizar. Así que cuánto más fácil se lo pongas, mayores resultados de conversión obtendrás. En este sentido, piensa siempre que si un proceso se puede realizar en un paso, mucho mejor que en dos.

5. Permite que tus clientes te hagan feedback

Que tus clientes tengan la oportunidad de plasmar sus opiniones, comentarios, fotos o incluso quejas dota de valor y credibilidad a tu página web. El efecto que producen los comentarios sobre la capacidad de decisión de otro usuario puede ser definitivo para que opté por comprar en tu web y no en la de la competencia. Además, la inclusión de un chat online mejora enormemente la experiencia de usuario y reduce las dudas que puedan surgir en el proceso de compra. Potenciando así la confianza y esa sensación de que tras el espacio virtual de tu e-commerce hay una persona atenta y comprometida.

6. Prueba diferentes estrategias de precio

En ocasiones, realizar tests es la mejor manera de encontrar la fórmula perfecta para conseguir que el usuario que llega a tu e-commerce termine comprando. Por ello, es recomendable probar diferentes ofertas y modelos de descuento para cada producto, hasta encontrar el que mejores resultados te reporte. Cuanto más cuidadoso seas con los elementos que favorecen la conversión, mayor será tu beneficio.

Y tú, ¿qué otras prácticas indispensables aplicas en tu e-commerce?

6 reglas para hacer crecer tu negocio en Instagram

Más de 200 millones de usuarios activos mensuales, 60 millones de fotos compartidas por día y 1,6 billones de “Me Gusta” diarios. Estas estadísticas reflejan el frenesí de actividad que Instagram posee, catapultándola como una de las redes sociales más populares del momento. Un hábitat en el que tanto marcas como personas conviven de similar manera a como lo hacen en Facebook, haciendo que se cree una vinculación persona-empresa que dota de gran valor a las marcas.

En esta línea, gigantes empresariales de la talla de Coca-Cola utilizan ya esta plataforma a fin de conectar con sus fans y clientes en un plano mucho más allá de lo puramente comercial. Utilizar Instagram como parte de la estrategia de marketing de una empresa refuerza el engagement con su audiencia y favorece la introducción de nuevos productos, construyendo un escenario de confraternización con sus clientes. Para ello, te vamos a proporcionar las claves para crear una comunidad de seguidores en Instagram.

1. Promociona tu perfil

¿Quién va a saber que formas parte de Instagram si no lo comunicas a tus clientes? Por lo tanto, lo primero que se debe hacer es anunciarlo en tu web, blog corporativo y en el resto de redes sociales con las que cuente la empresa.

2. Adapta el contenido a tu público

Como empresa, limítate a compartir contenido interesante y que dé valor a tus seguidores. Por ejemplo, Red Bull no sólo comparte sus productos energéticos, sino que se centra en el nicho de los deportes de riesgo. Es aconsejable establecer estrategias más allá de vender. Instagram no comercializa, sino que fideliza.

3. Utiliza hashtags

Los hashtags se emplean para identificar rápidamente las entradas, así como servir de marcadores para ayudar a las personas a encontrar una temática en particular.

4. Comparte tus fotos

Instagram es una oportunidad para compartir de forma rápida y sencilla tus imágenes en Twitter y Facebook. No prives a tus seguidores en las demás redes sociales de que vean tus publicaciones en Instagram, así mismo es una forma de seguir promocionando públicamente el perfil empresarial.

5. Organiza concursos

Una de las mejores formas de interacción con tus seguidores. Invitales a publicar sus propias entradas con un hashtag personalizado para la ocasión, o que directamente mencionen el nombre del perfil de tu empresa. Puedes premiar al ganador con productos de tu marca. El resultado repercutirá directamente en la satisfacción de tus clientes y el grado de compromiso adquirido.

6. Mide, mide y vuelve a medir

Toda acción tipificada en un plan de marketing digital debe llevar por detrás una serie de métricas a analizar. Actualmente existen varias herramientas con las que podrás sacar todo el jugo a Instagram, como por ejemplo:

  • Iconosquare: La más popular de todas las herramientas de medición de cuentas de Instagram. Es capaz de proporcionar estadísticas de interacción y resultados de determinadas acciones, así como la mejor hora o día para publicar.
  • Crowdbabble: Por tan sólo 9 dólares al mes tendrás acceso a un servicio de revisiones precisas de tu situación actual de tu cuenta de Instagram.

¿Por qué es importante planificar una estrategia de fidelización?

¿Qué es lo que prefieren las empresas? ¿Un cliente satisfecho o un cliente leal? Probablemente en muchas compañías prevalezca la satisfacción del cliente como máxima inquebrantable. Sin embargo, están incurriendo en un grave error. Las empresas deben incidir en la lealtad del cliente, ya que es algo que no se puede comprar, muy valioso y que hay que cultivar no sólo una vez, sino todos los días de la relación. Por todo ello, planificar adecuadamente una estrategia de fidelización duradera se torna imprescindible para todas aquellas compañías que quieren hacer de sus clientes sus activos más valiosos.

En ocasiones, a pesar de que se piense que incurrimos en una estrategia de fidelización acertada, no siempre se acaba obteniendo el resultado esperado. Existen varias razones por las que no se logra que nuestros clientes sean fieles y se identifiquen con nuestra marca allá por donde van: no ofrecerles algo único o valioso, no ponernos en su tesitura, no aportamos un valor añadido diferencial o simplemente, no buscamos ir más allá con nuestras campañas. En esta línea, os vamos a presentar dos casos de estrategias de fidelización, una adecuada y otra totalmente desacertada y mal planificada.

Shell: gato por liebre

Recientemente, el gigante petrolero Shell lanzó una campaña para premiar la lealtad de sus clientes, pero lo que la empresa no esperaba que su reputación se iba a ver perjudicada. Los propietarios de una tarjeta de fidelidad SmartClub y que acumularan 999 puntos en el plazo de un mes se iban a ver beneficiados por un Kindle de Amazon. Estos puntos se conseguían bien repostando en sus gasolineras, bien comprando en las tiendas de sus propias estaciones de servicio. No obstante, no se percataron del error que estaban a punto de cometer. Si se adquiría una chocolatina por un precio de 1,2€ se obtenían 100 puntos, es decir, con la compra de diez chocolatinas ya se obtendrían los puntos necesarios para hacerse con el tan ansiado Kindle.

Como era de esperar, la oferta, vigente durante las últimas semanas en Alemania, arrastró a miles de bávaros a acudir enfervorizadamente a la compra de chocolatinas en las estaciones de servicio de Shell. Sin embargo, a la hora de canjear los puntos, la estampida de usuarios hizo que se cayera la web donde tenían que solicitar su Kindle. No sólo el acceso a la web era una tarea de alto riesgo (y paciencia) sino que la oferta de Shell estaba limitada a 10.000 unidades, agotándose a las pocas horas. Resultado: miles de alemanes furiosos que viendo que se iban con las manos vacías acudieron a las redes sociales a expresar su ira. Un error de planificación que desembocó en una grave crisis de reputación.

Midas: ¡lealtad al rey!

La empresa estadounidense de mantenimiento de vehículos es un ejemplo en lo que a prácticas de fidelización se refiere. Como ejemplo, os mostramos una serie de estrategias que llevaron a cabo durante el año 2008, haciendo que la facturación media por cliente aumentara en un 7% gracias a un programa minuciosamente orquestado con acciones ambient desarrolladas dentro y fuera de cada taller.

Y tú, ¿conoces otras estrategias de fidelización que hayan sido exitosas? ¿Y que hayan sido un fracaso?