5 trucos para comprar online de forma segura

Infinidad de ofertas, variedad de productos, rapidez en el envío, diversidad en las modalidades de pago… a priori, comprar online nunca había sido tan sencillo. Sin embargo, quién no ha sentido cierto recelo a la hora de facilitar los datos de su tarjeta de crédito o se ha echado atrás en una compra por la desconfianza que le ha generado un determinado sitio web.

Sin lugar a dudas, el goteo incesante de noticias sobre ataques cibernéticos, filtraciones, fallos de seguridad, virus, fraudes… ha hecho que vivamos en constante estado de alerta en cuestiones de seguridad online, más aún cuando lo que está en juego es nuestro propio dinero. No obstante, hemos de saber que podemos minimizar mucho los riesgos y llegar a comprar online de forma segura en Internet si aplicamos el sentido común y seguimos las sencillas pautas de navegación que os explicamos a continuación.

1. Compra únicamente en páginas web de confianza. Si nos dejamos llevar por las ofertas, puede que caigamos en el error de navegar en páginas de dudosa seguridad, o incluso que se hayan creado con el único propósito de engañar al usuario. De modo que para evitar cualquier percance, conviene revisar que las páginas a las que accedemos contengan las medidas de seguridad mínimas, como son el protocolo de seguridad SSL (https://) visible en la barra de navegación o el cifrado de datos. Y aún mejor si están avaladas por sellos de confianza online como el que otorga la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial junto a la Asociación Española de la Economía Digital.

2. Evita facilitar datos innecesarios: ¿Es necesario proporcionar datos como el número de seguridad social, la fecha de tu cumpleaños, o DNI para realizar una compra en Internet? ¡No! ¡En ningún caso! Evita dar esa clase de datos si no quieres correr el riesgo de ser víctima de falsedad documental o incluso suplantación de identidad. Ten en cuenta, que una página web tan sólo necesita tu nombre, apellidos, dirección y datos bancarios (número de tarjeta y CCV2, nunca el PIN de su tarjeta) para tramitar una compra.

3. En el caso de que utilices un ordenador de acceso público, asegúrate de eliminar todos tus datos de acceso y desconectar tus cuentas vinculadas. Es de gran ayuda emplear la opción de navegación privada que Chrome o Firefox pone a tu disposición.

4. ¡No pases por alto las políticas de cada web! Comprueba que en caso de necesitar una devolución del producto adquirido podrás hacerlo sin dificultades, y asegúrate de que en la política de privacidad no existan cláusulas abusivas que vayan en contra de los derechos de los consumidores.

5. Si aún así sigues siendo escéptico, puedes ampararte en la opinión de otros usuarios que ya hayan comprado en esa web. Simplemente haciendo una búsqueda en Google podrás encontrar reseñas y comentarios acerca de la tienda online en cuestión que te serán de gran ayuda.

Y tú, ¿recomiendas algún consejo más que no se deba pasar por alto?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *