¡Lo que Internet unió que no lo separen las rebajas!

¡El día ha llegado! De hoy en adelante y durante las próximas semanas, miles de personas recorrerán los pasillos de las ciudades y centros comerciales en busca de aquel vestido ansiado, esos zapatos que combinan de maravilla con el bolso azul o el último gadget tecnológico del que tanto se habla. Y es que en esta época la influencia de las rebajas repercute directamente en el canal online, haciendo que se vea debilitada su relevancia. Por todo ello y a través de un estudio de The Logic Group, vamos a explicar el grado en el que las rebajas inciden en el comportamiento del consumidor en el entorno offline y online.

¿Cómo se comporta el consumidor en la época de rebajas?

Según los datos arrojados por The Logic Group, más de la mitad de los encuestados (57%) acude a las rebajas para comprar calzado, moda y tecnología. Por otro lado, 13 de cada 100 reconoce que no está entre sus planes acudir a las rebajas en busca de gangas por varias razones: motivos económicos, no sienten predilección por ellas o no necesitan adquirir ningún producto.

A consecuencia de ello, la estacionalidad de las rebajas afecta de manera directa a las ventas en el canal online. Tal es así que en época de rebajas un 81% de los encuestados únicamente compra en el establecimiento físico, por un 18% que busca las gangas tanto en Internet como en el entorno offline. Para que la diferencia sea más palpable, en la época navideña la adquisición solamente en tienda física disminuye hasta el 56%.

¿Cómo ha influido Internet en la compra en tienda física?

No cabe duda que Internet se ha convertido en un mercadillo muy recomendable y factible a la hora de encontrar chollos, bien sea por el tiempo que se invierte a ello o por la perpetuidad de las ofertas en el entorno online, desmarcándose de la estacionalidad de las rebajas. Es por ello que las visitas se duplican si hablamos de acudir a la tienda online o a la tienda física, 10,7 frente a 5,3 veces.

Sin embargo, la comodidad y el sentimiento atemporal que Internet proporciona no es equiparable a la posibilidad de ver y poder probarse la prenda. Al hilo de esto, los hábitos de compra también se han visto distorsionados. El afloramiento de prácticas como el showrooming ya genera más del 50% de las compras online. Necesitamos mirar un producto, tocarlo y verlo in situ; pero luego acudimos a la Red en busca de un precio más económico o para ahorrarnos tener que realizar el transporte nosotros mismos.

Y tú, ¿qué actitud presentas antes las rebajas?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *