Compras desde cualquier lugar

Cada vez es más habitual el gesto de consultar el móvil en el interior de una tienda antes de comprar un artículo. El por si acaso está más barato en Internet nos hace caer en la cuenta de que en la Red podemos hallar esa oferta que nos permita ahorrar unos euros respecto al precio del producto en tienda. Conscientes de la alta penetración y el gran impacto que tienen los móviles en las personas y a veces también temerosas de que el showrooming pueda suponer una disminución de su facturación, las empresas también ven en el m(mobile)commerce a través de tabletas y smartphones una oportunidad para potenciar sus ventas mientras mejoran la experiencia del consumidor.

Son muchas las ventajas de los móviles y las tablets como dispositivos de compra. A través de ellos, podemos interactuar con todos los canales offline y online de manera integrada. Su portabilidad es la principal, ya que nos acompaña allá donde vamos, lo que a su vez nos permite acceder a información personalizada gracias a la geolocalización. Según el informe sobre la Sociedad de la Información de Fundación Telefónica, ya en la fase previa a la compra el papel del móvil va ganando importancia, puesto que el 80% de los usuarios investigan sobre productos con el móvil. Imagínese, entonces, poder captar la atención de ese cliente y ofrecerle una oferta, un descuento o algún tipo de incentivo para que, no solo se interese por ese producto, sino que lo acabe adquiriendo. Eso es posible con una buena estrategia de ecommerce que, hoy más que nunca, debe tener muy en cuenta los dispositivos móviles.

Aunque todavía solo es el 25% de los usuarios los que realizan compras mediante este dispositivo, dos de cada tres al menos lo hacen una vez al mes. Todos los informes y expertos sitúan el futuro del ecommerce en los dispositivos móviles, a través de los cuales, además, se puede expandir la marca. Se trata, por tanto, de establecer una relación cada vez más democrática entre consumidores y empresas. Pero para fidelizar a los clientes, es necesario optimizar su experiencia de compra, adaptándola a sus necesidades y ofreciéndole la información que precisa para que adopte esa decisión. Se trata de orientar el negocio al comercio en cualquier lugar y a cualquier hora.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *